fertilización-in-vitro

Virus del Papiloma Humano

Son enfermedades que se transmiten de una persona a otra mediante contacto sexual. Existen al menos 25 enfermedades diferentes que provocan distintos síntomas. Estas enfermedades pueden diseminarse mediante sexo vaginal, oral o anal:

· Clamidia
· Gonorrea
· Hepatitis
· Herpes Genital
· Papiloma Humano Genital (VPH)
· Sifilis
· VIH (SIDA)

Clamidia

Chlamydia trachomatis es una bacteria Gram negativa y es un patógeno casi exclusivamente humano y la bacteria de transmisión sexual más frecuente. Las infecciones por esta bacteria pueden pasar inadvertidas, estimándose que un 25 % de los hombres y hasta un 80% de las mujeres sufren infecciones totalmente asintomáticas durante la fase aguda.

Pseudomonas aeruginosa Gram

Pseudomonas aeruginosa Gram

Estas infecciones pueden convertirse en crónicas fácilmente conllevando complicaciones severas como enfermedad inflamatoria pélvica o infertilidad, mayor riesgo de nacimientos prematuros, artritis, etc.

Muestra: se puede determinar la presencia de anticuerpos frente a la bacteria mediante una muestra de sangre.

Gonorrea

La gonorrea es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y la puede contraer cualquier persona que tenga algún tipo de actividad sexual. Esta bacteria puede crecer y multiplicarse fácilmente en áreas húmedas y tibias del aparato reproductivo, incluidos el cuello uterino, el útero y las trompas de Falopio en la mujer y en la uretra tanto de la mujer como del hombre. Esta bacteria también puede crecer en la boca, la garganta, los ojos y el ano.

Neisseria Gonorrhoeae

Neisseria gonorrhoeae

Los síntomas más comunes en hombres afectados de gonorrea son la sensación de ardor al orinar o una secreción blanca, amarillenta o verdosa del pene que, por lo general, aparece entre 1 y 14 días después de contraer la infección, algunas veces también les duelen los testículos o se les inflaman.

La mayoría de las mujeres no presentan síntomas o éstos son tan leves que se suelen confundir con una infección vaginal o urinaria, ya que, entre los primeros síntomas se encuentran una sensación de dolor o ardor al orinar, aumento del flujo vaginal o hemorragia vaginal entre períodos.

Muestra: la muestra más habitual en el caso de los hombres es de la uretra peneana con un hisopo y de las mujeres una muestra del cuello uterino. En el caso de las mujeres la muestra es tomada por un especialista.

Hepatitis

Hepatitis B

Es una infección vírica del hígado que puede dar lugar tanto a un cuadro agudo como a una enfermedad crónica. Este virus se transmite por contacto con la sangre u otros líquidos corporales de una persona infectada, incluyendo las relaciones sexuales y es entre 50 y 100 veces más contagioso que el VIH.

Hepatitis-B

Los síntomas pueden no aparecer hasta 6 meses después del momento de la infección. Los síntomas iniciales pueden abarcar: Inapetencia, fatiga, fiebre, dolores musculares y articulares, náuseas y vómitos, piel amarilla y orina turbia debido a la ictericia.
La hepatitis B, según la virulencia, puede no producir ningún tipo de sintomatología o puede sentirse enfermo durante un periodo de días o semanas, o bien resultar extremadamente grave y fulminante.

Diagnóstico: determinando la presencia del antígeno de superficie en sangre.

Hepatitis C

El virus de la hepatitis C pertenece a una familia de virus ARN.
El VHC es el principal causante de las hepatitis agudas y de las enfermedades crónicas del hígado, incluyendo la cirrosis y el cáncer hepático.

Em flavavirus-HCV

La principal causa de transmisión del virus a nivel mundial es el uso de transfusiones sanguíneas no cribadas y la reutilización de agujas. También se puede transmitir a través de relaciones sexuales de riesgo pero no es tan contagioso por esta vía como el virus de la Hepatitis B, sólo un 2% de la Hepatitis C es transmitida por vía sexual.

Diagnóstico: determinando la presencia de anticuerpos en sangre.

Herpes Genital

El causante del Herpes genital es el Herpes Simple II (VHS-2). Se transmite principalmente por vía sexual y puede afectar las regiones oral, genital, perianal y anal. Debido a que puede quedar latente en los ganglios con frecuencia se producen infecciones recurrentes.
La mayoría de las personas infectadas no presentan signos ni síntomas de la infección o presentan síntomas mínimos. Sin embargo, si se presentan signos y síntomas durante el primer brote pueden ser bastante pronunciados.

El primer brote ocurre generalmente dentro de las dos semanas siguientes a la transmisión del virus. Cuando se manifiestan los signos, usualmente lo hacen en forma de una o más ampollas en los genitales o el recto o alrededor de los mismos. Las ampollas se rompen formando úlceras dolorosas (llagas) que pueden tardar de dos a cuatro semanas en curarse la primera vez que se presentan.

Típicamente, puede presentarse otro brote semanas o meses después del primero, pero casi siempre es menos intenso y de más corta duración. A pesar de que la infección puede permanecer de forma indefinida en el organismo, la cantidad de brotes tiende a disminuir a medida que pasan los años.

Diagnóstico: se realiza detectando la presencia de anticuerpos frente al virus en sangre, aunque debe ser siempre interpretado por un especialista en el contexto de los datos clínicos del paciente.

Papiloma Humano Genital (VPH)

Existen más de 20 tipos de VPH que pueden causar lesiones en la zona anogenital de los hombres y las mujeres.

Papiloma Humano Genital (VPH)

La mayoría de las personas que se infectan por el VPH ni siquiera saben que lo están. En el 90% de los casos, el sistema inmunitario del cuerpo elimina el VPH de manera natural en un lapso de dos años. Pero algunas veces, las infecciones por el VPH no se curan y pueden causar verrugas genitales. Rara vez causan verrugas en la garganta, una afección llamada papilomatosis respiratoria recurrente o PRR.

Muestra: muestra endocervical en el caso de las mujeres y genital en el caso de los hombres tomada por el especialista.

Sifilis

Esta enfermedad de transmisión sexual es producida por la bacteria Treponema Pallidum.

En una primera fase lo único que causa es una úlcera en la piel en la zona por la que entró la bacteria. Posteriormente produce erupciones en la piel y otra serie de síntomas que no la distinguen de otras enfermedades como son : fiebre, dolor de cabeza, inflamación de ganglios, dolor muscular y fatiga.

Treponema Pallidum

Por último la enfermedad si no es tratada entra en una fase latente u oculta en la que la bacteria permanece en el cuerpo sin producir síntomas durante años, cuando ésta vuelve a reactivarse causa daños en órganos internos como: cerebro, corazón, ojos, hígado, huesos, articulaciones.

Diagnóstico: búsqueda de anticuerpos a través de un análisis tomando un muestra de sangre del paciente. No es necesario estar en ayunas para esta prueba.

VIH (SIDA)

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) es un lentivirus, causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Hay dos tipos de virus del SIDA: el VIH-1 que es el más frecuente en España y el VIH-2 que se encuentra principalmente en África occidental y produce una variante más leve de la enfermedad.

Una persona que es seropositiva al VIH, es decir que posee el virus en su organismo, puede no presentar síntomas durante mucho tiempo, de 8-10 años de media sin tratamiento, pero aunque la persona parezca y se sienta totalmente sana puede transmitir el virus del SIDA a otras personas.

HIV-budding-Color

Viriones de VIH-1 (en verde) ensamblándose en la superficie de un linfocito

Este virus actúa debilitando el sistema inmunológico del afectado de forma lenta. Cuando el sistema inmunológico se ha deteriorado, es más susceptible de contraer todo tipo de enfermedades, especialmente infecciones desde una simple gripe hasta neumonía y tuberculosis, e incluso tumores.

El SIDA se considera el estado avanzado de la enfermedad, en el cual la persona está afectada por una o más enfermedades poco frecuentes, sin que su sistema inmune sea capaz de hacerle frente.

Diagnóstico: a través de un análisis tomando un muestra de sangre del paciente. No es necesario estar en ayunas para esta prueba.

Cuando realizar la prueba: Los anticuerpos frente al VIH empiezan a aparecer entre la 2ª y 8ª semana desde que se produce la trasmisión (estimándose un tiempo medio de 20 días) y trascurridos 3 meses es sumamente raro que no se hayan generado dichos anticuerpos. Por esta razón, se recomienda esperar al menos un mes desde la relación sexual de riesgo para realizar la prueba y poder detectar los anticuerpos en sangre.